museos.consumer.es
Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
   
Museos de Bellas Artes
Museo San Telmo
Museo San Telmo

Introducción Introducción
Exposiciones previstas Exposiciones previstas
Características Características
Información práctica Información práctica
Servicios Servicios
Otros datos Otros datos
Museo San Telmo
CARACTERÍSTICAS
Imprimir

Fecha de creación:
El museo fue creado en 1900 a propuesta de la Sociedad Económica Bascongada de Amigos del País. Tras el éxito alcanzado en las exposiciones celebradas a finales del siglo XIX en San Sebastián, se elevó una petición a la Junta Municipal para la creación de un Museo Municipal. La pequeña partida presupuestaria con la que contaba el museo en sus inicios hizo imposible llevar a cabo adquisiciones de gran valor y debido a esta circunstancia, el Alcalde D. José Machimbarrena, dirigió un llamamiento al pueblo donostiarra que inmediatamente se tradujo en donaciones y depósitos que conformaron los primeros objetos con los que el museo comenzó su andadura.

El Museo Histórico, Artístico y Arqueológico fue inaugurado el 5 de octubre de 1902. Su sede inicial estuvo situada en la convergencia de las calles Andía y Garibai. Poco a poco, el museo fue tomando impulso gracias a nuevas adquisiciones y a aportaciones particulares. Muy pronto el local quedó pequeño y, en 1905, el Ayuntamiento comenzó a construir un edificio que aunara la Escuela de Artes y Oficios, la Biblioteca Municipal y el museo. Este nuevo edificio, que se construyó en la calle Urdaneta según el proyecto del arquitecto Domingo Aguirrebengoa, fue inaugurado en 1911.

El museo continuó su crecimiento y pronto la falta de espacio volvió a convertirse en un problema. En 1932 se planteó nuevamente un traslado, esta vez al convento dominico de San Telmo, que fue previamente adquirido por el Ayuntamiento de la ciudad y acondicionado para ello.

Para la inauguración, celebrada el 3 de septiembre de 1932, se encargó al pintor José María Sert el revestimiento de las paredes de la iglesia. Para ello realizó en París 17 lienzos, a base de veladuras sobre fondo metálico, que narran en tono heroico y grandioso once escenas de la vida y la historia de Gipuzkoa: sus hombres, sus hazañas y sus creencias.



Características arquitectónicas:
El actual museo se halla en un antiguo convento dominico de mediados del siglo XVI, construido gracias al mecenazgo de Alonso de Idiáquez, Secretario de Estado del emperador Carlos V. Los dominicos decidieron consagrar el convento a San Telmo, patrón de los hombres de la mar.

El nuevo proyecto

La propuesta de Nieto Sobejano Arquitectos se ha basado en una recuperación casi total de los volúmenes primitivos del convento, al que se ha añadido un nuevo edificio que, a diferencia de las ampliaciones anteriores, respeta el aspecto del edificio original. Para ello, se ha rehabilitado el edificio del siglo XVI y se han construido conexiones puntuales con el edificio nuevo, sin alterar los volúmenes recuperados.

Uno de los elementos singulares con los que cuenta el nuevo edificio es la fachada que, a modo de "muro vegetal" cubre el edificio entero. Fruto de la colaboración entre el equipo de arquitectos y los artistas Leopoldo Ferrán y Agustina Otero, confiere al edificio la capacidad de asemejarse a su entorno, el Monte Urgull, con el que guarda similitudes. Las láminas perforadas dejan paso a la vegetación para que sobresalga de igual manera que sucede en las piedras erosionadas del monte, en el que se han inspirado los artistas para desarrollar su propuesta.

El nuevo pabellón da respuesta a una serie de necesidades que las instalaciones antiguas no cubrían, y amplía así el abanico de servicios que ofrece San Telmo tras su reapertura.

En el edificio histórico se han llevado a cabo diversas actuaciones que incluyen la demolición de algunos volúmenes añadidos en la reforma de 1932; el saneamiento, limpieza, consolidación o restauración de elementos constructivos originales de piedra y de madera; adecuación de las instalaciones; etc. Es la parte de los trabajos que más imprevistos ha provocado, con interesantes hallazgos arqueológicos y vestigios de antiguas pinturas en la iglesia.

Accesos y Vestíbulo
El nuevo pabellón centraliza el acceso de público al museo desde la plaza Zuloaga. Un amplio vestíbulo en doble altura constituye el área de acogida desde donde dirigirse a los distintos espacios públicos. El visitante puede, tras adquirir la entrada, optar por recorrer el nuevo pabellón o bien el edificio histórico y también puede acceder a las áreas públicas (salón de actos, biblioteca, cafetería, taller educativo, sala laboratorio) situadas en distintos niveles.

Salas de exposiciones
Las salas de exposiciones se disponen en dos niveles del nuevo pabellón. En planta baja, una galería longitudinal de 9 m. de anchura y 6 m. de altura permite albergar con gran flexibilidad exposiciones que admiten piezas de gran tamaño, ya que alcanza una superficie de 500 m². La sala de planta primera tiene un diferente carácter, con menor altura, y se destina a albergar una parte de la exposición permanente.

Área de oficina
Se ubica en el último piso de la planta superior del pabellón, situado paralelo a la nave de la iglesia. Recibe luz natural por medio de una serie de pequeños patios, así como directamente a través de la fachada exterior.

Salón de Actos
Con capacidad para unas 150 personas, se sitúa en la planta baja junto al vestíbulo, lo que permite su uso independiente.

Biblioteca
Se sitúa en un nivel de entreplanta, quedando vinculado al espacio en doble altura del vestíbulo, con el que se conecta visualmente gracias a una cristalera, al igual que con la cafetería.
De martes a domingo: de 10:00 a 20:00
Lunes cerrado, festivos abierto.

Taller Educativo
Situado sobre la Biblioteca y equipado para atender diversas necesidades, se convierte en un espacio idóneo para la realización de actividades y talleres con grupos.

Sala Laboratorio
Enfrente del Taller Educativo, se trata de una sala amplia y abierta a iniciativas novedosas, con la característica de la flexibilidad como una de sus señas principales.



Descripción de la colección permanente:
El Museo San Telmo tiene como eje de la exposición permanente la evolución del individuo en sociedad y, desde su visión multidisciplinar, nos ofrece una reflexión sobre el pasado cultural e histórico como germen de la sociedad actual.

La colección del museo es la base sobre la que se construye el nuevo discurso, apoyándose además en nuevos medios para la articulación de este discurso y en audiovisuales realizados por una selección de los mejores creadores vascos del momento en este campo.

En esta exposición se presentan los hitos, comportamientos y formas de pensar y vivir que a lo largo del tiempo han modelado a la sociedad vasca y se ofrecen claves para su interpretación contemporánea.

Historia del Sitio
Para iniciar la visita, asistimos en la iglesia a la evolución histórica del edificio que alberga el museo. Se hablará de las diferentes etapas por las que pasó, de los protagonistas que influyeron en su desarrollo, de los hitos que marcaron su historia. Todo ello ilustrado mediante un audiovisual titulado “De convento a museo”.

De convento a museo
Todo comienza con la llegada de los dominicos a San Sebastián, promovida por la corona de Castilla, que veía en la villa guipuzcoana un enclave mercantil de gran importancia estratégica. Al principio, la orden tuvo problemas de apoyo y financiación y no fue hasta la entrada en escena de Don Alonso de Idiáquez y Yurramendi cuando se pudo abordar la construcción de un convento en la ciudad: un típico monasterio del siglo XVI en el que destacaban la planta trapezoidal del claustro y la excepcional cúpula italiana de la tribuna de fundadores.
El siglo XIX trajo consigo la guerra de la Independencia contra los franceses. San Sebastián fue asediada y liberada por tropas británicas y portuguesas, culminando con el incendio del 31 de agosto de 1831, tras el que la ciudad quedó prácticamente arrasada. Los dominicos no pudieron asumir los costes de la reconstrucción del convento y en 1836, a consecuencia de las Desamortizaciones de Mendizábal, la orden fue expulsada, convirtiéndose San Telmo en un cuartel de artillería.
De aquí en adelante, el edificio sufrió una constante degradación, algo que no pasó desapercibido para el Ayuntamiento que en 1921 decidió comprar San Telmo y albergar en él un nuevo museo. El 3 de septiembre de 1932 se celebró la ceremonia de inauguración con un concierto de Manuel de Falla, íntimo amigo del pintor Ignacio Zuloaga, cuya influencia fue decisiva para acometer el revestimiento de las paredes de la iglesia con los famosos lienzos de José María Sert.

Los desafíos de nuestra sociedad
La iglesia es también el espacio en el que el visitante se encuentra con el planteamiento de diversos desafíos a los que se enfrenta la sociedad actual. La presentación de estos temas, a través de audiovisuales y tecnologías actuales, pretende recalcar la capacidad que tiene el individuo de intervenir en el mundo que lo rodea y participar así en la construcción de su futuro. Mediante una mesa interactiva se fomentará el debate y la reflexión sobre asuntos contemporáneos como la paz y los derechos humanos, el desarrollo sostenible, la cada vez mayor interculturalidad, el papel de Europa en el Mundo o la igualdad de género.

Huellas en la memoria
Encuentro con otras culturas, adaptación al medio, fronteras... Retos que suenan tan actuales, fueron también el día a día de nuestros antecesores. En este espacio se quiere ofrecer una reflexión sobre momentos e hitos que han sido claves en la formación y desarrollo del País Vasco, desde la prehistoria hasta el siglo XVIII y que han dejado una huella en su evolución. Tradiciones, personajes, mitos, episodios, acontecimientos... en definitiva, algunas de las piezas más importantes que componen este gran puzzle que es el universo de la sociedad vasca.

Despertar de la modernidad
Esta área nos presenta las grandes transformaciones ocurridas durante los siglos XIX y XX en la sociedad vasca, época en la que se concentran las principales claves para entender cómo se conforma la sociedad de hoy.
Durante este periodo asistimos a la transición de un modelo de vida rural a un modelo de vida industrializado. Nos acercamos al tipo de organización social, familiar y laboral, a las actividades económicas, la vida cotidiana, las ideologías y las reivindicaciones.

Colección histórica de Arte
La colección histórica realiza un recorrido cronológico entre los siglos XV y XIX. De esta manera, no sólo nos adentramos en la historia del arte de la mano de figuras destacadas como el Greco, Tintoretto, Ribera, Rubens, Beruete, Fortuny, Madrazo o Miró, sino que nos permite conocer la evolución de los estilos artísticos a lo largo del tiempo.

Siglo XV
El estilo Románico de los siglos precedentes deja paso al Gótico con una arquitectura más ligera y luminosa que conlleva la sustitución de la pintura mural por los retablos sobre tabla. En ellos destacan la cuidada composición, la perspectiva y el modelado, como se puede apreciar en las tablas de la colección pertenecientes a la Escuela Castellana.

Siglo XVI
La concepción del Renacimiento, con el hombre como centro del mundo, da entrada a una pintura con nuevos logros en el modelado, perspectiva, dominio de la anatomía humana y el paisaje. Esta sección de la colección se caracteriza por su variedad, destacando además la aparición de nuevos géneros como el paisaje y el retrato.

Siglo XVII
El estilo Barroco es una arte brillante puesto al servicio de la Contrarreforma, dominando un arte comprensible que atraiga con agitados movimientos, riqueza del color, contrastes violentos de luces y sombras y un gran realismo. Los autores comprendidos en nuestra colección son un claro ejemplo de ello.

Siglo XVIII
Durante este siglo se desarrolla el Neoclasicismo, estilo claro, lineal y armonioso de volúmenes muy definidos. En España, Felipe V, monarca de la dinastía de los Borbones se rodeó de artistas acordes con los gustos de la corte francesa, llegando gran variedad de artistas extranjeros, como queda patente en la colección.

Siglo XIX
En este siglo se suceden estilos como el Romanticismo, que surge como reacción al racionalismo de la Ilustración, el Realismo que transmite un mensaje de crítica político-social y el Impresionismo que busca reflejar los aspectos cambiantes de la naturaleza. Este camino hacia las vanguardias está reflejado en las obras de la colección de este momento.



Número de obras:

El museo cuenta en la actualidad con más de 26.000 piezas inventariadas en diversas categorías: Etnografía, Bellas Artes, Fotografía, Arqueología e Historia.

Arqueología
Los fondos arqueológicos están formados por alrededor de 650 piezas, de procedencia diversa y tipología variada. Incluye la colección de estelas, colección de laudas y escudos, además de objetos procedentes de otras culturas. Lacrimatorios, anforetas, abalorios y figurillas de procedencia romana, paleocristiana, egipcia, fenicia, moderna o precolombina, conforman este último apartado. Dentro de esta sección destacaríamos la colección de Estelas.
La colección de estelas del Museo San Telmo está compuesta por más de 80 piezas, procedentes del País Vasco y zonas limítrofes. Por su variedad tipológica y su amplia cronología - de épocas prerromanas hasta finales del siglo XIX - constituyen una excepcional muestra del arte funerario.

Bellas Artes
Sección compuesta por más de 6.400 piezas de pintura, escultura, estampa (grabado artístico, serigrafía, litografía…) y carteles. Formada por compras, donaciones y legados, con más de un centenar de piezas de particulares e instituciones en depósito, como es el caso del Museo Nacional del Prado, la Fundación Museo Jorge Oteiza, el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa, etc. Dentro de esta sección destacaríamos la colección de "Colección de Arte Vasco".

Etnografía
El fondo etnográfico de San Telmo está formado por más de 7.000 objetos que responden a diferentes aspectos de los modos de vida tradicionales de la sociedad vasca. Dentro de esta sección destacaríamos la colección de Argizaiolas

Fotografía
Sección que contiene más de 9.000 piezas entre imágenes, clichés y placas. Incluida en un principio dentro de la sección de Historia, adquiere un apartado propio por su carácter documental que abarca temas de historia, etnografía y arqueología, además de fotografías de autor.Dentro de esta sección destacaríamos la colección del "Fondo Galarza".

Historia
Sección compuesta por más de 2.500 piezas constituida por una colección de armas de más de 800 piezas, cartografías, una representación de las guerras carlistas, además de objetos testimonio de la historia local. Dentro de esta sección destacaríamos la colección de Armas.


Patrocinadores del museo:

Departamento Cultura. Gobierno Vasco.
Diputación Foral de Gipuzkoa
Social Kutxa
EITB
Altuna y Uria Construcciones


Exposiciones previstas
Pág. 3 de 6
Información práctica


Boletines  Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de la Guía Práctica Museos de Bellas Artes     Ver las portadas de...  

 
Los museos uno a uno
Todas las exposiciones
Mirar, disfrutar y entender el arte
Museos de Bellas Artes
a examen
  GUÍAS PRÁCTICAS
 
Ver todo sobre:
Educación
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski